PERIODISMO DE LA REALIDAD CUBANA EN LA ZONA ORIENTAL
 


     HOME


     ARTICULOS  

     NOTICIAS

    FOTOS

    ARCHIVOS
 
    PORTADA    
         ANTERIOR

Abuso policial contra opositor pacífico en Santiago de Cuba

SANTIAGO DE CUBA, 9 de agosto 2008 (Juan Carlos Hernández/www.aplopress.com) El pasado 7 de agosto,  siendo aproximadamente las 9.00 pm, el activista para los Derechos Humanos Juan Carmelo Bermúdez, quien es además vicepresidente del Partido del Pueblo, fue objeto de una brutal golpiza por efectivos de la Policía Nacional Revolucionaria como se puede apreciar en la foto. Los hechos se sucedieron cuando  Carmelo Bermúdez  caminaba en compañía de su esposa e hijo frente a la 3ra. Unidad policial, sita en calle 4ta entre Aguilera y Enramada en esta ciudad.  

Según narra la propia víctima,  un oficial de apellido “Carbonell” que se encontraba en la acera, se dirigió irrespetuosamente a su esposa, por  lo  que le llamó la atención, alegando que ella andaba con él. El oficial en tono arrogante y prepotente le manifestó que si no le gustaba que la miraran que no pasara por esa calle o la metiera en un escusado.

Al Carmelo reprocharle, que eso era una falta de respeto,  el oficial le propinó un fuerte golpe en la cara al tiempo que llamaba al carpeta “Raúl Pardo Chaveco, quien también recurrió a agredirlo.  Tratándose de defender con una piedra, impactó a un auto patrullero, por lo que lo arrestaron. Ya dentro de la Unidad le siguieron dando golpes, frente a su atribulada esposa y su hijo de 5 años. Luego fue llevado a una celda y después de varias horas al hospital provincial Saturnino Lora producto de las lesiones.

Cuando Carmelo salió del hospital fue conducido hasta la Unidad de la policía ubicada  en Micro 9 en el Rpto. José Martí para ser instruido de cargos.  Allí permaneció detenido por más de 36 horas sin ni siquiera recibir los medicamentos
indicados por el médico  para las lesiones causadas por la policía. Tampoco se les suministraron las pastillas para la presión arterial, alegando que  la Doctora no había ido ese día y la enfermera olvidó dejar las pastillas.

El interrogatorio fue realizado por un oficial del Departamento de la Seguridad del Estado llamado “Carlos” quien lo amenazó de llevarlo a prisión por lesiones y atentado y que se conformara con 8 años de prisión. Al escuchar esas palabras y la inesperada visita de la Seguridad del Estado decidió no comer ni desayunar (plantarse) porque ya se estaba dando cuenta del manejo que se le estaba dando al caso.

Al siguiente día, sábado 9 de agosto en horas de la mañana, un Fiscal se interesa por su caso y dice que sería analizado y cerca de las 2 de la tarde es puesto en libertad,  tras haber pagado su familia una fianza de 300 pesos y está  a la espera de ser llamado a juicio. Actualmente su hijo de 5 años es tratado con un psicólogo infantil por el trauma como consecuencia le dejaron los hechos.

Finalmente Juan Carmelo Bermúdez envió un mensaje a todos sus hermanos de lucha por la solidaridad recibida e hizo un llamado de alerta por las maniobras que utiliza el régimen contra los opositores pacíficos  para poder llevarlos a prisión y de los abusos y las violaciones de sus derechos luego que son detenidos por las presuntas autoridades.