AGENCIA DE PRENSA LIBRE ORIENTAL

  

                                         APLO

ASTRO sube el precio del pasaje y sigue la crisis del transporte

SANTIAGO DE CUBA,  mayo 16 (Virgilio Delat/APLO) La Asociación de Trasporte por Ómnibus (ASTRO) ha incrementado considerablemente el precio del pasaje. La ruta Santiago -Habana de 55.00 pesos cubanos subió a 145.00 pesos MN. El tramo comprendido entre Santiago de Cuba y Bayamo de 8.00 pesos subió a 24.00 y los tramos, de Palma Soriano a Holguín de 5.50 a 29,00 y a Camaguey de 11.50 a 52,00 pesos.

Un funcionario de la Empresa de Ómnibus consultado al respeto nos informó que el alza de los precios se debía a la entrada en servicio de los nuevos ómnibus chinos Yutong, pero también era una medida para contrarrestar la corrupción y el soborno a los empleados y funcionarios de la entidad en la venta ilegal de pasajes.

La crisis del transporte, a pesar de la puesta en servicio de los nuevos ómnibus chinos continúa, alrededor del 20% de los nuevos ómnibus han sido destinados a la transportación de los trabajadores sociales y otro personal gubernamental.

Misael Enamorado, Primer Secretario del Partido Comunista en Santiago de Cuba resaltó públicamente que el 90 % de la transportación de pasajeros en la provincia está en manos de porteadores privados, realizados por coches tirados por caballos, triciclos de impulsión  humana, motocicletas  y camiones.

Sin embargo, lo que no destacó el secretario del partido es las condiciones y los daños que causan los mismos, los caballos inundan las calles de estiércol y orina. A lo largo de toda la  Av. Libertad en Palma Soriano, vía de circulación de los coches, ha sido prohíbo el expendio de productos comestibles por las autoridades sanitarias, por posible contaminación con la bacteria que produce la encefalitis esquina y los camiones por su mal estado técnico son la causa frecuente de trágicos accidentes.

Celio René Cobas reporta, que en la ciudad cabecera Santiago de Cuba, el día 15 de mayo a las 7:00 AM sólo circulaban 26 ómnibus para cubrir las 86 rutas existentes. Esto ha provocado que se restituyan los cuerpos de inspectores estatales conocidos como “los amarillos” con puntos de control en varios puntos de la ciudad para obligar a los autos estatales a transportar pasajeros en sus recorridos. Añade Cobas que tampoco las locomotoras chinas han podido entrar en servicios por falta de capacidad técnica de las  líneas férreas.

Fidel Castro en una intervención pública reconoció la crisis del transporte en Santiago de Cuba y autorizó la entrega de 30 taxis, pero su entrada en servicios no ha resuelto en nada la situación, en una ciudad de más de 450 mil habitantes y una gran población flotante.