PERIODISMO DE LA REALIDAD CUBANA EN LA ZONA ORIENTAL

   


     HOME


     ARTICULOS  
   

     NOTICIAS

    FOTOS

    ARCHIVOS
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 



 



Agreden a Dama de Blanco durante marcha pacífica en la Habana


(Foto: Carlos Cerpa Maceira, Periodista Independiente)


La Habana, 9 de diciembre, 2007 (Carlos Serpa Maceira) Laura Pollan, una de las fundadores del grupo civilista, “Las Damas de Blanco” fue agredida por un sujeto vestido de civil cuando estas circulaban por 29 y 44, frente a la sede de la Asamblea Nacional del  Popular. El hombre primero la empujo y luego la golpeó, refiere Bertha Soler, fuente de esta información.

Las Damas de Blanco, como es habitual, asistieron este domingo en la mañana a la tradicional misa en la iglesia de Santa Rita, en el Reparto Miramar. Hoy,  al salir de la misa, decidieron cambiar el rumbo de su tradicional recorrido, y marcharon en dirección opuesta. Al llegar a 44 y 29,  frente a la sede de la Asamblea Nacional del  Popular, 5 mujeres y dos hombres, se bajaron de una guagüita de esas que usa la Seguridad del Estado,  las interceptaron, comenzaron a ofenderlas y fue cuando el sujeto golpeó a Laura Pollán. Bertha le reclama y otro hombre dice: “oye se te fue la catalina” El agresor responde con una palabrota, “a mi ni p…. yo soy de la Seguridad y se bien lo que yo hago”.

El grupo de las Damas de Blanco decidió volver a 5ta. Avenida y fueron escoltadas por una 15 personas que se bajaron de dicha guagüita y marcharon paralelas a ellas. Siempre gritándoles ofensas, tildándolas de terroristas y mercenarias

El grupo se dirigió entonces hacia el monumento a Mahad Magandi que está a la altura de la calle 28, a un costado de la iglesia Santa Rita. Allí Laura pronunció unas palabras y el grupo comenzó a retirarse del lugar. Relata Bertha que tuvieron unos  15 minutos en la parada de ómnibus, cuando abordaron una a guagua. Luego de pasar el túnel de Línea, subieron al ómnibus cuatro presuntos pasajeros, uno de ellos, portaba un teléfono celular. No hicieron más que subir a la guagua y la emprendieron contra ellas, ofendiéndolas y gritándoles improperios. Bartha levantó la cámara y una le gritó, "no me grabe, no me grabe", muy atemorizada. Lo más relevante de todo este suceso fue que ninguno de los pasajeros apoyó a los repudiadores, más bien se solidarizaban con las Damas de Blanco. Al grito de: “abajo los derechos humanos”, una pasajera comentó en alta voz, "pregúntenle a ese, ese no sabe, ni qué son los derechos humanos". Así transcurrió una marcha más de las Damas de Blanco.

Nota: Este trabajo fue posible por la transmisión directa del periodista independiente Carlos Serpa Maceira, quien narró todo lo sucedido con un celular desde el ómnibus donde se realizaba la agresión, acompañando por una de las protagonistas, Bertha Soler y recibido en Puerto Rico por Enrique Blanco, de Operación Liborio, quien grabó las incidencias de este acto de repudio.