PERIODISMO DE LA REALIDAD CUBANA EN LA ZONA ORIENTAL
 


     HOME


     ARTICULOS  

     NOTICIAS

    FOTOS

    ARCHIVOS
 
    PORTADA    
         ANTERIOR

Entrevista realizada a Rubén Sánchez Vega,  presidente del Municipio de Oposición de Santiago de Cuba.

Por: Walter Clavel Torres
Director APLOPRESS 
Email: walterct22@yahoo.com
Teléfonos: 53-52613081 y 53-52679855

SANTIAGO DE CUBA, 10 de septiembre del 2013 (www.aplopress.com) La entrevista se realizó en la “Casa del Pueblo”. Sede de dicho municipio. La entrevista trata de poner en perspectiva el trabajo de los Municipios de Oposición y su rol en el proceso de democratización de la sociedad cubana. La entrevista fue realizada por este periodista, Walter Clavel Torres,  Director de la Agencia de Prensa Libre Oriental. En la entrevista solo se me identificará como Walter y a Rubén Sánchez Vega, como Rubén.

Walter: ¿Cuánto tiempo lleva de constituido el Municipio de Oposición
y cuáles son sus propósitos?


Rubén: El Municipio de Oposición de Santiago de Cuba se fundó el 11 de Julio del 2009, del cual fui uno los fundadores y me desempeñé como su primer Comisionado de Vivienda. En cuanto a los propósitos de los Municipios de Oposición están bien definidos en sus Lineamientos Generales, pero a groso modo son la cantera de formación de líderes sociales, con vocación de servidores públicos, en un futuro sistema de gobernabilidad democrática.

Los MDO son instituciones públicas en formación, donde los integrantes van formando su expediente de representación ciudadana. No se puede aspirar a una sociedad democrática si no creamos sus estructuras. No se llega a la gobernabilidad democrática por simple capricho, hay que ganarse el respaldo popular que asegure la identificación de sus verdaderos representantes. Si no logramos en esta etapa un contacto directo con la población y sus intereses sociales, no podremos garantizar participación positiva alguna en cualquier proceso de apertura que se realice en Cuba, independientemente de su amplitud y transparencia.

Walter: ¿Cómo ustedes piensan llegar a ese contacto con la población?

Rubén: La estrategia principal es mediante el levantamiento social, para entablar demandas sociales, que los pobladores vean que sus quejas e inquietudes son presentadas a las diferentes instituciones del régimen, se hacen de conocimiento público a través de la Internet y por definición hay que darle seguimiento y distribuirlas entre la población.

Walter: Sin embargo, este procedimiento de las quejas o planteamientos lo vienen realizando los Delegados del Poder Popular desde su fundación en 1976. ¿Qué diferencia hay entre el trabajo de los MDO y el Poder Popular?

Rubén: Si, ese ha sido un cuestionamiento que se nos hace desde el primer momento, incluso por aquellos detractores del proyecto. Sin embargo, hay varias diferencias. La primera es que las demandas sociales se realizan desde una posición diferente. Los delegados del Poder Popular son simples mensajeros del poder. Ahora, los comisionados de los Municipios de Oposición - como su nombre lo indica - son contestatarios, que cuestionan la administración y gestión del Estado. El solo hecho de venir las demandas representadas por la oposición, ya hace la diferencia, y si se resuelve el asunto planteado, el crédito político es para el MDO y si no se resuelve, la población identifica como culpable a las autoridades gubernamentales, ya que no existe la justificación permanente, como lo hacen los delegados del Poder Popular. Además, la divulgación de nuestras demandas, incluso por Internet no sucede así con los planteamientos del Poder Popular.

Walter: ¿Cuáles son los resultados más destacados hasta la fecha y si
uds. crean que se empieza a reconocer por alguna parte de la población
su trabajo? De ser así, ponme algún ejemplo.


Rubén: El Municipio de Oposición de Santiago de Cuba presentó unas demandas que tuvieron un gran impacto en la población. Una sobre el estado de abandono gubernamental de los ex combatientes o veteranos de guerra y la otra sobre la situación de las viviendas, principalmente en los Repartos Altamira y Chicharrones. Este proceso de levantamiento nos puso en contacto directo con muchos pobladores y aunque a veces uno piensa que pasa desapercibido no es así.  Cuando realizamos un recorrido por los barrios marginales para actualizar el trabajo de las demandas, casualmente nos dice un señor mayor: “Las personas que integran el Municipio de Oposición hace falta que cuando triunfe la democracia en Cuba ocupen el lugar que se merecen, pero que no se olviden de los pobres de Altamira”.  Eso me dio mucha fuerza, ya que eran las 1:30 de la tarde y aquel señor con tanta alegría nos atendió. Allí le
explicamos cual era el objetivo de los Municipios de Oposición y nos dijo que nos mantuviéramos firmes. Le pregunté como se le había grabado el nombre de nuestra institución y nuestros rostros y nos dijo que en tres ocasiones nos había visto en su zona, y que él conserva copia de un pequeño video que habíamos hecho después del huracán “SANDY”.

Walter: Tú crees que si se comenzara un proceso democrático en Cuba, el Municipio de Oposición que tú encabezas, sus miembros o comisionados pudieran alcanzar algún puesto electivo, como Concejal, Alcalde y otros niveles superiores. ¿Por qué?

Rubén: Ese es el propósito, pero se necesita mucho trabajo para lograrlo. En las actuales circunstancias es muy difícil  el reconocimiento y la aceptación por parte de los ciudadanos. También la preparación de los miembros de los MDO como futuros servidores públicos es muy compleja, ya que las personas políticamente activas en nuestra sociedad no tienen referente de cuáles son las funciones de un servidor público. Por eso es este trabajo de formación en ejercicio, desde la oposición. Ahora es cuando hay que destacarse como líder social, en las dificultades y los riesgos, para conseguir el respaldo popular, quienes lo logren y  decidan permanecer en el país, tienen un puesto asegurado en la futura dirigencia democrática cubana.

Walter: Tú y tus comisionados tienen suficiente conocimientos de la infraestructura del Municipio de Santiago de Cuba. ¿Saben con los recursos que cuentan y cuáles serían las prioridades de un futuro gobierno municipal?

Rubén: Como te decía. Ese ejercicio es el que venimos realizando con nuestro trabajo. Incluso, así podemos ir viendo quienes tienen una verdadera vocación de servidor público. Hay quien lo ve como un modo de hacer oposición, pero tiene otros intereses y motivaciones y muchos hasta abandonan el país, pero eso también se tuvo en cuenta en la concepción del proyecto, porque el municipio como tal, no emigra. La administración pública en forma de municipios está presente en todos los sistemas políticos y sociales, lo que tenemos que preservar es la institución. No obstante, cada comisionado está encargado de hacer su propio levantamiento social para determinar las potencialidades con que cuenta su municipio y determinar los puntos ciegos en cuanto a las necesidades ciudadanas. O sea, que falta en cada zona, desde las redes eléctricas, de comunicación, acueducto y alcantarillado, transporte, de salud, educacionales y  demás infraestructuras, como viales, etc.

Walter: ¿A qué tu atribuyes que los MDO no hayan logrado un mejor reconocimiento por parte de la oposición y  a su vez  mayor impacto en la población, si tenemos en cuentas que ya llevan más de cuatro años de constituidos?

Rubén: Hay dos factores a tener en cuentas: La iniciativa de este proyecto no ha sido vista como viable en su estrategia de lucha por parte de muchos líderes opositores, por lo que no han sido solidarios o participativos del proceso. Además, la oposición en Cuba y sus representantes en el exterior tienen sus directrices de acción y no se involucran en proyectos concebidos por otras personas u organizaciones. Sin embargo, ya se nota que varias organizaciones están reconociendo el impacto pol
ítico de la lucha social, principalmente luego de ser reconocido por el propio Lech Walesa.

En cuanto al impacto en la población te diría que es relativo. Luego del paso del huracán “Sandy”  el Municipio de Oposición de Santiago de Cuba decidió presentar una Demanda Social por todas las irregularidades que se presentaron por parte de las autoridades y la crítica situación de desastre que afectaba a toda la población. Esa demanda también fue fundamentada y firmada por el Ing. Ergues Frandín Díaz, presidente del Municipio de Oposición de Songo - La Maya y por  José Daniel Ferrer, Coordinador de la Unión Patriótica de Cuba, lo que facilitó que se involucraran en la demanda los restantes municipios de la provincia de Santiago de Cuba.

Sin embargo, como se hizo una Demanda Conjunta, me encargué de someterla al presidente
del Poder Popular Provincial  Reinaldo García Zapata. La funcionaria que recibió la Demanda
comenzó a leerla y me preguntó: “que son los Municipios de Oposición y UNPACU”  Me miró y dijo: “No te preocupes, quiero escuchar la versión tuya. Aquí solo se escucha que ustedes son delincuentes, pero esta demanda me dice que no es así”  En ese instante pensé que lo hacía para retenerme hasta que llegaran los agentes de la Seguridad del Estado, pero que se quedó esperando por mí,  le expliqué cuáles eran los objetivos de nuestras organizaciones, mientras la señora leía y me escuchaba. Al concluir mi explicación, le dije: “Señora al gobierno para el cual usted le trabaja solo le preocupa mantenerse en el poder y mientras ellos estén sentados ahí nuestra nación no avanzará” Y ella me contestó: “Si no te hubiera conocido lo que realmente ustedes hacen hubiera seguido pensando que eran todos unos delincuentes”.

Walter: ¿Cómo tú crees que se pudiera logar más respaldo popular, principalmente en el caso de los Municipios de Oposición?

Rubén: Lo principal es la divulgación. Como vimos en los dos ejemplos anteriores, cuando las personas conocen de nuestro trabajo, reconocen positivamente lo que hacemos. Desgraciadamente, no contamos con los fondos que se necesitan para un proyecto de esta magnitud. Con una disponibilidad de fondos razonables, pudiéramos tener más acceso a Internet, imprimir nuestros trabajos, que se fundamentan en las demandas sociales, para presentarlas a las instituciones gubernamentales, a las víctimas y a la población en general.

Con la intención de documentar mejor nuestro trabajo estuvimos grabando videos que testimonian los problemas sociales, para que la población se vaya empoderando y pierda el miedo en reclamar sus derechos. Sin embargo,  la falta de recursos nos llevó a suspender momentáneamente la actividad, pero estamos conscientes que el proceso cubano ya no es opinar, sino de actuar. “Ya el tigre  no le importa una mancha más”. 

Walter: ¿En qué situación, en qué etapa se encuentra el proyecto de los MDO en estos momentos?

Rubén: Yo te diría que aunque debe ser una constante, en estos momentos estamos en una etapa de reorganización y retomando las directrices propias del proyecto. En la práctica, por las propias limitaciones de recursos,  la falta de experiencia y de voluntad de algunos compatriotas se distorsiona nuestros objetivos. En estos momentos me preparo para asumir la tarea de Promotor para la Zona Oriental, ya que Pedro Antonio Alonso, quien viene desarrollando esa función en breve saldrá del país como refugiado político. En las Villas el Municipio de Oposición de Camajuaní se prepara para establecer un trabajo referente allí, luego de su reciente reorganización, al igual que el Municipio de Oposición insigne, el de Artemisa. También se trabaja intensamente para consolidar un MDO en Ciudad de la Habana, por su importancia estratégica. La falta de recursos nos impone trabajar con ciertos MDO como incubadoras del proyecto y sirvan de modelos para los demás.

Walter: Por último. ¿Cuáles son sus proyecciones futuras, qué aspiran como personas, como líderes sociales, como institución?

Rubén: Nuestro principal objetivo como institución preparar las bases capaces de formar un verdadero gobierno democrático, con amplia representación y respaldo popular. Que en un proceso democrático de elecciones contemos con el material humano y trayectoria de lucha capaces de ganar ampliamente los comicios en diferentes niveles. Como líderes aspiramos que nuestro trabajo sea reconocido por la población y sea capaz de identificar un nuevo liderazgo, con condiciones humanas y vocación de servidores públicos y en cuanto a lo personal, que la democracia y las libertades públicas se impongan por encima de todas las ambiciones de poder que venimos arrastrando por más de medio sigo de totalitarismo gubernamental en Cuba.


Walter: Gracias Rubén por tu tiempo y tus servicios a la comunidad.

Rubén: Gracias a ti, por ser parte de nuestro equipo y por el profesionalismo que le impone a tu trabajo.

herramientas-webmaster

Locations of visitors to this page