PERIODISMO DE LA REALIDAD CUBANA EN LA ZONA ORIENTAL
 


     HOME


     ARTICULOS  

     NOTICIAS

    FOTOS

    ARCHIVOS
 
    PORTADA    
         ANTERIOR

La culpa es de quien no la tiene

Aleida Silva Fernández
Dir. APLOPRESS
aleidasf@yahoo.com
Teléfono: 54690649

LA MAYA, 17 diciembre del 2014 - En Cuba es un hecho que muchos jóvenes entre 13 y 25 años de edad, hembras y varones se conviertan en potencial delictivo. El oficialismo especula que las causas tienen su origen en los núcleos familiares disfuncionales, amistades peligrosas entre otras, que de algún modo exonera al gobierno y justifica que un joven cubano tenga un expediente de peligrosidad en sus respectivos municipios.

Sin embargo, la cruda realidad es otra, casi el 80% de los jóvenes cubanos que se prostituyen, llegan al alcoholismo, drogadicción, participan en atracos y hasta en asesinatos, para nada tienen que ver con patrones violentos de familias disfuncionales, sino que precisamente es este grupo etáreo es la principal víctima del sistema cubano y los métodos de gobernar de sus dirigentes. La anterior afirmación se basa en análisis e investigaciones realizadas al respecto, las cuales arrojan las diferentes causas que origina que existan tantos jóvenes sin continuar estudios y desempleados en edad laboral, los que más tarde casi en su totalidad recurren a malos vicios, actos violentos o fuera de la Ley, cometidos en muchos casos para ver solucionados sus problemas económicos en un país que si es disfuncional.

Es una verdadera lástima que muchos de estos jóvenes se conviertan en lo que son a pesar de ser inteligentes y de familia honradas, debido a la falta de motivación por un futuro empleo que nada va a resolver a sus vida, consecuencia de los bajos salarios pagados, los cuales están en total incongruencia con los precios, incluso de lo básico e imprescindible. No es cuestión de ser profesional, técnico o trabajador de servicio, sencillamente es una burla; como si esto no bastara, existe otra problemática a la que se enfrentan muchos jóvenes cubanos al terminar el “Bachillerato” no alcanzar estudios superiores y si lo logran cuando terminan muchos no encuentran empleo en lo que se gradúan, convertido en un hecho cotidiano.

A pesar de que el gobierno asegura que la “educación es gratuita” en Cuba, miles de jóvenes no pueden continuar estudios por problemas económicos de los familiares, pues no es gratuita la ropa, zapatos, aseos personales, mochilas, pasaje, alimentos, etc. y a precios no justos, que no se corresponden con los ingresos de la gran mayaría de la población.

La desorientada sociedad cubana ha sido  arrastrada al vacío, debido a un régimen caduco, obsoleto y responsable de su involución, hasta convertirla en un peligro, mientras que el gobierno por su parte es incapaz de generar empleos, de elevar el salario, de resolver problemas tan apremiantes como el hambre, la miseria, la corrupción, desigualdades sociales y algo tan grave  como la desmotivación por el trabajo y el amor a la Patria. En cambio, construyen una sociedad de obedientes seguidores de su política esclavista, mientras la culpa es de quien no la tiene.

herramientas-webmaster

Locations of visitors to this page