PERIODISMO DE LA REALIDAD CUBANA EN LA ZONA ORIENTAL
 


     HOME


     ARTICULOS  

     NOTICIAS

    FOTOS

    ARCHIVOS
 
    PORTADA    
         ANTERIOR

Nota informativa y de agradecimiento
Lic. Yusmila Reyna Ferrera
Directora de Aplopress
Teléfono:
53-53740544
Correo:
yusmilarf@yahoo.com

Santiago de Cuba, 20 de noviembre (www.aplopress.com) En nombre de nuestra agencia APLOPRESS queremos agradecer a todos los que se han solidarizado con nuestra causa y han brindado su apoyo y reconocimiento a nuestra labor de periodismo libre a través de las redes sociales que por supuesto no tenemos acceso, pero nos han innumerables copias a nuestros correos electrónicos personales. Un especial reconocimiento para Miriam García, fundadora del Colegio de Pedagogos de Cuba y a Heriberto Leyva, quien fue muy contundente con su misiva, que pueden ver (aquí). De igual forma, otros como Aimara Pérez nos hicieron llegar sus testimonios en forma de textos de sus intercambios con Ernesto Vera donde se comprueba su desmedido interés por el envío de dinero.

El Lic. Ernesto Vera Rodríguez, antiguo director del CEEDPA no tiene valores humanos necesarios para reconocer los sus errores que propiciaron su separación de la dirección de dicho centro. En consecuencia está actuando nuevamente con métodos propios de la policía política cubana,  manipulando a terceros, bajo la intimidación y la amenaza, que lo hunden más en el descrédito, ante la verdadera oposición de la Isla.

Esta vez escudándose en mensajes telefónicos dirigidos al nuevo director de la institución prodemocrática, el Ing. Hergues Frandín Díaz, donde le plantea con sus propias palabras que “me veré obligado con todo el derecho que tengo a reclamar la computadora laptop por otras vías legales, al igual que con las calumnias vertidas en Internet. Y no estoy jugando con palabras, soy claro”.

La laptop a la que hace referencia el mensaje, fue asignada al Ing. Hergues Frandin, quien se desempeñaba como Director de Programas, según Vera producto de un obsequio de unas amistades extranjeras, que consistía en varias computadoras y teléfonos celulares, pero no  como recursos gestionados en nombre del Centro, por lo que nunca lo declaró e hizo saber al Administrador.

Ahora insiste en la recogida de la laptop, en nombre de la institución, con entrega de un “poder legal” a la ex Directora Ejecutiva, Eunice Madaula para recogerla. Hay que destacar que esta persona también se ha dedicado a enviar mensajes y llamadas telefónicas intimidatorias a Pedro Antonio Alonso, Administrador del Centro y a mi persona, como Directora de Relaciones Públicas e Información del Centro.

Exhortamos públicamente a las personas que realizaron este donativo, que se comuniquen con Pedro Antonio Alonso, Administrador del Centro, al teléfono 53-53215483 o su correo electrónico: alonsopa63@yahoo.com y que informen su voluntad. Si hay que entregarla, con todo gusto se devolverá, aunque se retrasen los trabajos, pero ya alguien hará su aporte, o llevaremos nuestra verdad con las herramientas que tengamos. Las cosas no se hacen con lo que se quiere, sino con lo que se tiene.

Resulta contradictorio y a la vez dudoso, que Ernesto Vera Rodríguez, amenace con recurrir a los tribunales castristas para dilucidar diferencias con miembros de la oposición, después de haber sido objeto de un proceso judicial, que según él, estuvo lleno de irregularidades e injusto, al punto que tuvo que apelar al Tribunal Supremo.

Una persona autoritaria, no dispuesto al diálogo, inconsistente en su línea de valores, son rasgos característicos, aprehendidos del sistema político totalitario cubano, pero que no se justifican para una persona que debe ejercer su liderazgo en la naciente sociedad civil cubana  y menos en una institución académica. Eso nos conduce a cuestionarnos nuevamente: ¿quién en verdad es Ernesto Vera Rodríguez? Veremos si  sus próximos pasos lo conducen al suicidio político, o es destapado como el agente x ó y, de la Seguridad Cubana.

No queríamos echar más sal a nuestras heridas, según refiere el Ing. Hergues Frandin, pero a veces la sal ayuda a curar las heridas y tenemos la responsabilidad de conformar día a día nuestra memoria histórica, para que las futuras generaciones sepan cómo se desarrolló el proceso histórico y determinadas personas no pasen desapercibidos y en un proceso democrático y vuelvan a estar arriba, como líderes de la nueva sociedad, sin pagar por sus errores del pasado.

Nota: La famosa Asamblea no es un claustro de profesionales, son personas sin ningún rigor académico, que sirven de plataforma de incondicionales a Ernesto Vera para justificar sus supuestas decisiones democráticas y por mayoría. Esta Asamblea en cuento a criterios y comportamientos, no difiere en nada de las asambleas de los Comité de Defensa de la Revolución o del Poder Popular, quienes también dicen que son mayorías.

herramientas-webmaster

Locations of visitors to this page