PERIODISMO DE LA REALIDAD CUBANA EN LA ZONA ORIENTAL
 


     HOME


     ARTICULOS  

     NOTICIAS

    FOTOS

    ARCHIVOS
 
    PORTADA    
         ANTERIOR

Entrevista al líder campesino, Pedro Antonio Alonso (Final)

Víctor E Sánchez
,
periodista independiente
victorernestosanchez@ymail.com


SANTIAGO DE CUBA, 18 de abril,  2009 – Hoy les ofrecemos la  III Parte ( Final ) de la entrevista realizada el pasado domingo 12 de abril, al líder campesino, Pedro Antonio Alonso:

P-Victore: Alonso, el año pasado salió un comunicado en el que se daba a conocer que el próximo mes de mayo se celebraría un Congreso de campesinos independientes, ¿qué ha pasado con el evento?

E-Alonso: Si, hace varios años seguimos intentando realizar un evento donde se tracen las directrices del campesinado cubano. En 1999 realizamos un gran esfuerzo para lograr esa reunión. La convocatoria de un encuentro que se celebraría en Matanzas en noviembre de ese año tuvo un gran impacto y aunque el evento no se logró del todo, si tuvo resultados positivos. Durante la fase preparatoria se realizaron interesantes ponencias que recogían la realidad de nuestros campos y de la agricultura cubana y se pudo realizar una fuerte promoción a través de Radio Martí. También por aquellos tiempos teníamos un gran apoyo de Cubanet y del Grupo de Apoyo a la Disidencia, que brindaron los recursos necesarios para la organización del encuentro.

Con el transcurso del tiempo, aunque parezca paradójico, ya ese soporte exterior ha desaparecido. Después de la muerte de Rosa Berre en octubre del 2006, perdimos el contacto con su nueva directiva, que jamás se ha comunicado con nosotros.  Lo de Radio Martí, ya tú lo conoces. Ese fue nuestro principal pilar para divulgar nuestro proyecto. Nuestra primera cooperativa independiente “Transición”, se fundó el 5 de mayo de 1997, y para entonces,  recibíamos  una cobertura tremenda. Carlos Quintela, con sus programas: Por Tus Montes y Caminos y Tempranito y de Mañana  nos mantenía con tremenda audiencia. También quiero recordar y agradecer el apoyo que nos dio Angélica Mora, una chilena que trabaja en esos tiempos en Radio Martí, que nos llamaba hasta por la madrugada para burlar las interrupciones telefónicas, porque en aquellos tiempos no es como ahora, que te comunicas desde donde quieras. En esos tiempos, solo teníamos dos teléfonos disponibles para recibir llamadas en todo Santiago de Cuba. Uno era el de la familia Riverón y otro el del Ing. José Ribiño.

Disculpa Víctor la disgregación, pero volviendo al tema del congreso, pensábamos que con su anuncio íbamos a conseguir apoyo, ciertos recursos y alguna divulgación, pero te habrás fijado que no se ha logrado nada. Algunos directivos como Arturo Arias, Pedro Carballosa y Angel Luis quieren hacer algo, pero sin el mínimo recurso se hace casi imposible. Diosmel también me llamó preocupado de los Estados Unidos, pero igual, ellos tampoco han recibido ningún apoyo por allá. Así andan las cosas.

P-Victore: Las cosas lucen complicadas, la nueva política de los Estados Unidos con respecto a Cuba y a Latinoamérica, por qué no, ¿tendrá algún impacto en el trabajo de ustedes, como desarrolladores rurales?

E-Alonso: No lo creo. Hace buen tiempo hice un planeamiento que Cuba, aunque fuera un país diferente, era igual a los demás. Por tanto, muchas cosas debían hacerse iguales al resto de los demás países. En Cuba, el gobierno todo lo politiza, pero nosotros caemos en el  mismo error. Los movimientos sociales que forman parte de la sociedad civil los convertimos en proyectos políticos, muy mal manejados por cierto. Tenemos el caso de la lucha por la reivindicación de la mujer campesina, que un grupo de personas ajenas a nuestro proyecto la ha sacado del contexto y propósito de sus objetivos esenciales.

Tú dirás.  Y qué tiene que ver una cosa con la otra - pues bien - nosotros tenemos un enfoque de desarrollo a nivel regional, o sea para toda la América latina. Si no trabajamos con un esquema despolitizado, no podemos aspirar a trabajar con credibilidad ante los demás organismos regionales. La nueva política norteamericana contempla el apoyo para América Latina a través de organizaciones en los propios países. Nosotros concebimos el desarrollo integral rural, a partir de las microempresas asociativas solidarias. Si el Gobierno norteamericano no empuja esta iniciativa para Cuba también y presiona a sus gobernantes, para que la pongan en práctica,  dentro de cualquier proceso de negociaciones, la nueva política norteamericana  no nos servirá de nada.

P-Victore: Ante tantas dificultades, ¿cuáles son las perspectivas futuras para el movimiento campesino en Cuba?

E-Alonso: Hay una realidad, mientras las actuales circunstancias sociopolíticas no cambien, el campesinado cubano tiene la justificación histórica para continuar su lucha de reivindicación social. Nosotros asumimos el reto de liderar este proceso, teniendo como ventaja que el verdadero campesino defiende sus tierras y no emigra. Esta es una de las razones por lo que la población rural es la que menos se beneficia de las remesas familiares.

También esperamos que en algún momento se tome más conciencia por parte de aquellas personas que se hacen representar la transición hacia la democracia en Cuba, de la  importancia que tiene el movimiento campesino como clase social e incluyan en sus proyectos objetivos que se vinculen con los intereses de la población rural.

Nuestra proyección contempla la demanda constante de los derechos que tienen los campesinos,  como el derecho a la propiedad de la tierra, la mejora en la calidad de vida a través del acceso a los servicios básicos: agua, electricidad, comunicaciones, salud, educación, etc. y la defensa de un mercado justo para sus productos.

P-Victore: Alonso, quiero agradecerte toda esta disertación que me has dado. Se que se quedan muchos temas que abordar, espero que en un próximo contacto lo haremos, porque te prometo seguir al tanto de  toda esta fascinante actividad de los campesinos independientes.

E-Alonso: No, Víctor. El que tiene que agradecerte soy yo, en nombre de toda nuestra gente, que una vez más ha sido olvidada por todos aquellos que debían apoyarlas. Ese gesto tuyo siempre los tendremos en cuentas, así quedará registrado cuando se haga un justo recuento de nuestra historia.