PERIODISMO DE LA REALIDAD CUBANA EN LA ZONA ORIENTAL
 


     HOME


     ARTICULOS  

     NOTICIAS

    FOTOS

    ARCHIVOS
 
    PORTADA    
         ANTERIOR

Trabajo Político e Ideológico en la Educación Superior:
¿Formando o Idiotizando en Cuba?

Por: Lic. Yusmila Reyna Ferrera
Directora APLO
Tel. 53-53740544
Email: yusmilarf@yahoo.com

El trabajo político e ideológico ha sido tratado e implementado en Cuba desde el momento del triunfo de la revolución, como un mecanismo para garantizar la perpetuidad en el poder de los Castro. Utilizando varias vías para lograrlo, entre las que se encuentra, inculcar falsos ideales en el pueblo:

Primero, la idea de la continuidad histórica de la revolución, dando la misma como resultado de lo anhelado y por lo que lucharon los grandes hombres que fomentaron la nación y la patria como Varela, Céspedes, Martí, Maceo, Mella, Guiteras, etc.     

Segundo, establecer a Estados Unidos como nuestro enemigo histórico, inculcando el odio hacia el sistema capitalista, y dando a este país como el responsable principal de todos nuestros fracasos.

Tercero, el ideal del socialismo como única opción posible para el bienestar de los cubanos y garantía de libertad e independencia.

En el caso específico de la educación, lo primero en hacer por el sistema castrista al asumir el poder fue implementar en todo el sistema educativo, la educación marxista - leninista y la patriótica, a través de un número de disciplinas y asignaturas.

En la actualidad, en la Educación Superior cubana no basta con la implementación del trabajo político e ideológico, desde el diseño de disciplinas como Sistema de Preparación para la Defensa y de asignaturas como Filosofía y Sociedad, Historia de Cuba, Teoría Sociopolítica, Debate Histórico Contemporáneo, entre otros. Sino que ha pasado a ser el objetivo número uno a alcanzar por las universidades en el país cada año lectivo. Renegando a un segundo plano la calidad de la Educación Superior y la promoción y desarrollo de resultados científicos que impulsen el desarrollo del país que tanto necesitamos.

Estas ideas se corroboran en las palabras del propio Ministro de Educación Superior Miguel Díaz Canel, quien en el análisis de los resultados del curso 2010 - 2011, publicado en el diario Granma, órgano oficial del Partido Comunista de Cuba planteaba que era necesario  “profundizar y garantizar la educación política y patriótica del claustro y el estudiantado universitario desde el primer día de clases” Y que se requería… “un debate político con firmeza, intencionado y permanente en los centros de altos estudios para obtener buenos resultados”.

Firmeza, muy bien demostrada con el incremento de despido de docentes por motivos políticos, retomando las palabras del Che y Fidel de la Universidad para los revolucionarios, además del “Dentro de la Revolución todo, fuera de la Revolución nada”.

Intencionalidad, más que explicita en sus propias imposiciones de trabajo y palabras: mantener la revolución, el socialismo y sus líderes al precio que tenga que hacerlo.

La permanencia o sistematicidad se explica solo a través de este artículo.

En el caso específico de los profesores, como los encargados de llegar al estudiantado para ser eficiente y efectivo el trabajo político - ideológico deben realizar una serie de actividades por lo que se les evalúa.

Inculcar el agradecimiento infinito a la Revolución y la adoración a Fidel Castro.

Darle salida al trabajo político e ideológico a través del contenido de sus asignaturas, empleando el pensamiento de Fidel, con visitas dirigidas a sitios históricos construidos por la Revolución.

Realizando actividades por el regreso de los cinco espías.

Utilizando minutos de reflexión política, haciendo matutinos cargados del componente ideológico.

Inculcando el valor patriótico inventado y considerado compartido Incondicionalidad con la Revolución.

En cuanto a su preparación, va dirigida en primer lugar a recibir los cursos de postgrado de Preparación para la Defensa y Trabajo Político e Ideológico de forma obligatoria.

Impartir y participar en talleres donde se debatan las ¨ reflexiones ¨ de Fidel y los discursos de Raúl. Con obligadas intervenciones de respaldo y halago a sus ideas. Participar en eventos o talleres de formación de valores y de preparación para la defensa de la patria.

Los requisitos personales de los profesores en la Universidad.

1ro. Mostrar identidad con la Revolución de los Castro. (Cumplir con las tareas de la Revolución. Enfrentar cualquier manifestación contraria a la política gubernamental).

2do. Preparación profesional y pedagógica. (Constatada en su categoría docente y científica).

Crean lectores que estos datos son pocos respecto a la gran maquinaria de adoctrinamiento que se lleva a cabo en  todos los niveles de la educación en Cuba.

Por último, decirles que las funciones del Proceso Docente Educativo y la misión de la Educación Superior se echan por la borda ante el interés marcado de ideologizar la enseñanza como mecanismo de dominación, trayendo consigo una enseñanza pasiva, acrítica y carente de toda iniciativa personal, que viabilice el desarrollo del país. Donde argumentar, criticar y polemizar respecto a las decisiones y políticas de los “guías de la revolución”, así como proponer cambios profundos en el rumbo del país está prohibido y por tanto, la cultura en términos generales y específicos que se preserva es la que se identifica, favorece y en ningún momento se opone a las doctrinas del régimen castrista. Mientras que la cultura que se desarrolla está enmarcada o tiene límites solo en/o hasta el sistema socialista, y por último tan solo se promueve o difunde lo que la minoría en el poder quiere y le conviene.

Entonces, no sé como se plantea que se prepara al hombre para la vida en sociedad, si se le coloca el cabestro con un cartel al frente que idiotiza:

¡No necesitas nada ni a nadie solo a la madre Revolución de Fidel!

Santiago de Cuba, agosto del 2011

herramientas-webmaster

Locations of visitors to this page